Tres fases para iniciar la transformación digital de tu empresa

Con Cristhian Quintero, fundador de Eholding

La evolución es una constante en la vida de las personas y de las empresas. Piensa en esto: una empresa, a la larga, es una persona: tiene un tono de comunicación, utiliza ciertos elementos que son su “vestimenta” (el branding), toma decisiones financieras y estudia, porque su objetivo es crecer. Si ella crece, todas las personas que trabajan en ella, crecen.

La tendencia en los últimos años de esta evolución está volcada a la transformación digital. Y desde ya, parece que esta es una idea que talla o es incomprensible para los líderes que llevan años sacando adelante su empresa sin necesidad de tener un recurso informático (computador) o personas que estén al mando de la tecnología, pues lo han hecho todo con las manos, lápiz y cuaderno.

Sin ánimo de quitar mérito al trabajo de décadas para levantar imperios ahora exitosos, antes, disruptivos, “las empresas deben entender que la transformación digital no les va a generar más trabajo, sino que les va a ayudar a extraer mejor los datos. En ocasiones, los dueños de empresas usan frases evasivas para no llegar a la transformación digital, algunas de ellas: “por experiencia, por intuición, porque ya conozco el negocio, o no quiero implementarlo”, comenta Cristhian Quintero, creador del Grupo Eholding, una empresa caleña basada en pensamiento sistémico que, a través de diferentes unidades de negocio, ha logrado que compañías de diferentes sectores suban, como él mismo dice, “su nivel” en transformación digital.

“Todo es un tema de perseverancia, enfoque y empujar a diario”.

¡Descarga gratis el paper!