Creatividad e innovación para emprendimientos

En un blog anterior, hablamos sobre la creatividad y el pensamiento creativo y cómo puedes saber si tienes desarrollada esta manera divergente de entender el mundo y encontrar soluciones.

En esta ocasión, te contaremos sobre la creatividad y por qué es importante para generar procesos de innovación dentro de los emprendimientos. 

¿Qué es la creatividad?

Según el diccionario de la Real Academia Española, se define como la capacidad de crear algo nuevo, podríamos decir, que desde cero; o también relacionarlo con la habilidad que se tiene de ver una situación desde diferentes ángulos y encontrar perspectivas más frescas. 

La creatividad está asociada a las emociones y a los momentos que están relacionados con los permisos que podemos darnos para pensar, sentir y hacer otras tipo de actividades. 

De acuerdo con Nuria Lorenzo, Coach Profesional, escritora del artículo Pensamiento creativo: La creatividad, generadora de transformación, “la creatividad es una actitud que tiene que ver con la disposición de querer ir más allá de lo conocido o aceptado, de creerse capaz de transformar la realidad o descubrir una nueva”. 

Todos estamos en la capacidad de ser creativos. Los emprendedores son un ejemplo perfecto de creatividad en acción.

Las nuevas ideas de negocio surgen a partir de la observación que hace una persona de su entorno social y cultural que le permite hacerse preguntas que pongan a prueba su inventiva. 

En nuestro coworking tenemos emprendedores que han usado herramientas de la creatividad para ver más allá y generar soluciones innovadoras a problemas cotidianos. Aquí te compartimos sus nombres para que los busques en redes sociales y puedan intercambiar ideas: 

  • Domestikas
  • FlaminGoto
  • eHolding

💡 Estamos seguros de que los fundadores de estos emprendimientos tuvieron una idea revolucionaria que hicieron realidad, y así han impactado a cientos de personas con sus servicios. 

Mitos sobre la creatividad

Por un lado, los emprendimientos no avanzan porque sus creadores se encierran en la idea de que no son creativos, y creen que deben buscar “allá afuera” a una empresa o a una persona que sí tenga la capacidad de generar ideas disruptivas. 

No vamos a decir que esto de la creatividad es un don mágico, porque la verdad es que debes estar en constante aprendizaje para potencializarla. 

Por otro lado, la frustración puede aparecer cuando creemos que no tenemos creatividad. Hemos llegado a escuchar algunas de estas frases entre nuestros emprendedores:

  • La persona creativa es la “iluminada” o la “elegida”.
  • La creatividad es solo para algunas personas, posiblemente, artistas. 
  • La creatividad es un don y no puede ser desarrollada o enseñada. 
  • La persona creativa está  un poco “loca”.

¿Cuántos de estos mitos te has repetido a ti mismo para creerte el cuento de que no eres creativo? Recuerda: las ideas creativas no necesariamente surgen por generación espontánea. Para llegar a una idea brillante, hará falta desarrollar la técnica de ensayo y error. 

Te interesa leer: Cuatro actividades para reconectar después de las vacaciones.

Ejercicios para desarrollar el pensamiento creativo

El emprendedor debe estar en constante movimiento para generar ideas innovadoras.

Ten presente que la innovación no está asociada a invertir grandes sumas de dinero, sino a crear procesos o productos que aumenten la eficiencia en la empresa y permitan aumentar las ventas. 

¿Cuántas sesiones de innovación y creatividad tienes con tu equipo a la semana?

Si tu respuesta es “pocas”, es hora de incluir estos hábitos en tu rutina y en la de tu equipo para que puedan fluir mejor las nuevas ideas.

Comparte y conecta con tu comunidad