Pensamiento creativo para emprendedores

Desde ya, te pondremos a pensar: tienes un emprendimiento de fabricación de calzado a la medida y de un tiempo para acá, te comenzaron a llegar personas de talla grande, entre 40 a 45. ¿Qué haces para ofrecerles una solución que no sea exactamente crearles un zapato a la medida?

Sin duda, esta es tu oportunidad para poner a prueba tu pensamiento creativo y conquistar un nuevo nicho de mercado. 

¿Qué es el pensamiento creativo?

El pensamiento creativo es la habilidad de darle una nueva forma a los conocimientos que ya tienes sobre un tema específico y combinarlos de distintas formas para producir nuevas ideas que permitan resolver un problema.

Si volvemos al ejemplo de los zapatos, además de adaptar tu fábrica a tallas más grandes… ¿qué otra solución propondrías? Puedes apuntarla mientras sigues leyendo este blog. 

A diario, como emprendedores, nos enfrentamos a situaciones que impulsan a nuestro cerebro a pensar en soluciones que se salgan de los estándares acostumbrados. Pensar de esta forma, también es pensar con estrategia. 

Te interesa leer: La disrupción de Amazon: centrarse en el cliente para abrir el horizonte.

El pensamiento creativo suele ser más divertido y juguetón, nos enfoca en pensar como niños, sin límites y condiciones aparentes. Una cápsula de sabiduría que queremos darte en este artículo es que cada vez que tengas un problema, llega con tres soluciones.

¿Cómo saber si tienes el pensamiento creativo desarrollado?

Una persona creativa rechaza las alternativas obvias. Está dispuesta a correr el riesgo de equivocarse hasta encontrar un camino que funcione mejor que lo que ya conoce, sin embargo, piensa en soluciones viables dentro de los límites que tenga establecidos para su planteamiento. 

Estas son las características esenciales del pensamiento creativo

  • Flexibilidad y nuevas perspectivas: no se conforma con una solución, siempre va en busca de más y mezcla todas las posibilidades. 
  • Fluidez para pensar en ideas revolucionarias: evita los bloqueos por racionalidad. Primero piensa en la solución antes que analizar el problema. Se parece al pensamiento lateral. 
  • Originalidad: es inventivo ya que ve las situaciones desde diversos ángulos.

Y estas son las características de una persona con pensamiento creativo desarrollado 

  • No se limitan a alternativas convencionales. 
  • Son exploradores. 
  • Están en constante prueba, ya que experimentan situaciones nuevas de forma constante. 

Algunos ejemplos de pensamiento creativo pueden ser: 

  • Obras de arte y representaciones estéticas: piezas teatrales, danzas, pintura, cuentos, relatos, entre otros. 
  • Las recetas de cocina originales: experimentos en la cocina, fabricación de nuevos productos para preparaciones, uso alternativo de ciertos alimentos. 
  • Las fantasías: sueños lúcidos, rondas infantiles o los juegos basados en imaginación (sin el uso de objetos para recrear escenas).

Es normal que se asocie el pensamiento creativo a los artistas, ya que ellos presentan una mayor sensibilidad por otros elementos del entorno; pero lo que sí es cierto es que todos podemos ser creativos en la medida en la que ejercitemos la plasticidad cerebral. 

Plasticidad cerebral, el inicio de la creatividad

La creatividad y la plasticidad cerebral son dos conceptos que están estrechamente relacionados. 

“La plasticidad cerebral hace posible que nuestro pensamiento pueda adaptarse rápidamente a problemas nuevos, incluso tomando rutas mentales nunca antes tomadas, porque las neuronas van modificando sus modos de interconexión dependiendo de lo que haya a nuestro alrededor, de los recuerdos que estemos evocando en ese momento, etc”

Fuente: psicologiaymente.com  

En una entrevista en el portal web agenciasinc.es, Sandra Jurado, investigadora del Instituto de Neurociencia de Alicante, habla sobre la plasticidad cerebral e indica que esta característica de nuestro cerebro “nos permite cambiar y aprender hasta el final”.

Por otro lado, también dice que “(…) mediante la plasticidad cerebral somos capaces de modificar hábitos o conocimientos predeterminados y aprender cosas nuevas”.

Cada vez que aprendes algo nuevo bien sea por lectura o por escucha, estás adquiriendo un conocimiento que te permitirá ver las situaciones, por así decirlo, al revés 🙃

¿Alguna vez has pensado en soluciones a problemas cotidianos mientras practicas una posición de yoga que aún no dominas y te hace sentir incómodo? 

¿Qué tal una parada de manos para ver las cosas desde otra perspectiva?

pensamiento creativo muelle coworking

En un próximo blog te hablaremos sobre la creatividad y qué tipo de ejercicios te recomendamos para que comiences a estimular esta habilidad para ti y tu equipo de trabajo. Mientras tanto, te compartimos este ejercicio de gimnasia mental que puedes practicar cuando estés buscando una solución creativa a un problema cotidiano. 

https://www.instagram.com/p/CeZdEOVA3eL/

Comparte y conecta con tu comunidad